martes, 12 de enero de 2010

Ya está bien

De tanta navidad, aunque la tradición mande quitar el Portal el día de la Candelaria. Costumbres aparte, realmente, es que no he tenido tiempo material para publicar nada. Hoy que puedo os enseñaré mi primer bordado del año, nada tiene de especial.

Es la archiconocida rosa de La d da que yo aún no había realizado.
Aquí estaba aún sin terminar. No ha sido precisamente en un lugar muy grato dónde hemos terminado y empezado el año aunque no me pueda quejar por nada, el trato de todo el personal del Hospital Universitario Reina Sofía ha sido en todo momento exquisito.

Ya, de vuelta en casa con mi madre reestablecida, todo se ve de mejor color incluso hemos tenido el lujazo de esta estampa tan poco habitual en Córdoba.
Cuando retomemos la normalidad completa os iré enseñando el resto de cosillas que he ido haciendo durante estas vacaciones.

6 comentarios:

Karmela dijo...

Charo hija que te voy a contar que no sepas. La rosa y Córdoba nevada ¡¡divinas!!,lo mejor, tener a mamá en casa.
Mil besos querida Charo.

Olivia dijo...

Pos sí, ya estaba bien con la "coronita de navidad" todavía jajajaja, la rosa está genial y la nevada cordobesa mucho mejor, ya me imagino a los peques bolazo va, bolazo viene.
Un besazo.

angie dijo...

Charo, me alegra mucho que ya esté en casa y que podáis volver a la normalidad. La rosa aunque conocida sigue siendo preciosa y qué envidia la nieve!! Un poquito aquí también me gustaría. Besos

Cristina dijo...

Pues a mí me dió un arranque ayer y quité el arbo y toda la deco.... y tan a gusto que me he quedao. Había que hacerlo, nunca cumplo la tradición de mantenerla hasta la Candelaria.
Y no me puedo creer que todavía no hayas bordado ESA rosa ;-)

Carpacar dijo...

Que os ha nevado en Córdoba?.... y yo ni me he enterado... qué guay!!! Aquí en Málaga casi está haciendo el mismo frío, pero de nieve... na de na, eso sí... vamos a salir nadando con tanta agua... jajaja.
La rosa es preciosa.
Besos.

pilar dijo...

La rosa está preciosa,ha merecido la pena hacerla. Me alegro de que tu madre esté ya en casa. Muchos besos...¡Qué frío estamos pasando! La nevada llegó hasta aquí, pero no cuajó tanto. A ver si pongo fotos. Besos, Pilar